¿Cuál es mi fecha probable de parto?

Con gran frecuencia la embarazada no es capaz de establecer su fecha probable de parto, bien porque la desconoce, bien porque existe una discordancia entre la que ella estima y la que su médico o matrona establecen.

Fecha de parto.

El uso de la ecografía de rutina al inicio del embarazo permite una mejor evaluación de la edad gestacional.

En primer lugar conviene aclarar que esta fecha no es más que una referencia y no una predicción fiable de dicho proceso y que en realidad dicha estimación no tiene más valor que el de una aproximación a partir de la cual pueden establecerse medidas de intervención si las condiciones así lo aconsejan, ya sea porque el parto tenga lugar antes de tiempo (lo que es denominado “parto prematuro”), bien porque el parto no se retrase más de lo deseable (lo que viene a ser denominado “embarazo cronológicamente prolongado”).

Para mujeres con periodos menstruales regulares de 28 días en los cuales la fecundación se produce el día esperado, fecha probable de parto puede ser establecida sumando 280 días a la fecha de última regla (primer día de sangrado de la última regla). Sin embargo, no todas las mujeres presentan ciclos regulares de 28 días y aun siendo así, muchas presentan adelantos o atrasos en el día de la ovulación que hacen que la fecha de última regla, aun siendo cierta en tanto que la embarazada recuerda el día que comenzó a sangrar, no sea útil para calcular la fecha probable de parto.

Estas situaciones suelen ser diagnosticadas en el momento de realizar la primera ecografía y permiten la identificación de una “falsa edad gestacional según fecha de última regla” o lo que es lo mismo, la “ausencia de concordancia entre amenorrea (término médico que define el periodo sin menstruación) y la edad gestacional calculada por ecografía”.

Existe un amplio consenso entre la comunidad científica para recomendar la realización de una ecografía durante el primer trimestre del embarazo, precisamente para obviar este tipo de “malentendidos”. Cuando el embarazo es precoz, la medición de ciertas estructuras (principalmente la longitud del embrión) permite establecer fielmente el tiempo real de embarazo. Dicho tiempo podrá o no coincidir con el tiempo calculado según la fecha de última regla.

Cuando no es así, lo ideal es “recalcular” la fecha de última regla para así evitar discordancias. Asumiendo que aunque dicha fecha no es el día real en el cual comenzó la menstruación, este día servirá para realizar un adecuado calculo tanto de la fecha probable de parto como de las semanas reales de embarazo.

Jesús HijonaDr. Jesús Hijona Elósegui
Es médico especialista en Obstetricia y Ginecología en el Hospital Universitario Materno-Infantil de Jaén y Doctor por la Universidad de Granada.

Bibliografía

1. – Crowley P. Interventions for preventing or improving the outcome of delivery at or beyond term (withdrawn). Cochrane Database Syst Rev. 2007 Jul 18; (4): CD000170. Update of Cochrane Database Syst Rev. 2000;(2):CD000170.
2. – Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. Protocolos Asistenciales en Obstetricia: Embarazo cronológicamente prolongado. Actualizado en 2010. Disponible en http://www.prosego.com.

Deja tu comentario

comentarios

 

Te puede interesar...

Etiquetas

, , ,

RSS RELACIONADOS

Blog del ginecólogo
Blogs de expertos
Ver lista completa RSS

Sobre el autor

Jesús Hijona es médico especialista en Obstetricia y Ginecología, Doctor por la Universidad de Granada y desde 2003 desarrolla su trabajo en el Hospital Universitario Materno-Infantil de Jaén. En este blog ofrece consejos y recomendaciones para un buen embarazo.